viernes, 14 de noviembre de 2014

Europa conquista un cometa.

RosettaA partir de ahora habrá que incorporar una nueva palabra al diccionario: acometizaje. El robot Philae realizó ayer el primero en la historia de la exploración espacial, pero tuvo algunos problemas. Aterrizó en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko aunque, como se supo un par de horas más tarde, no logró desplegar los arpones que lleva para anclarse a su superficie helada. Con exquisita puntualidad, la señal que confirmó que el robot había tocado el cometa llegó a la Tierra 28 minutos y 20 segundos después del aterrizaje, que se produjo a las 16.35. Siete horas, antes se había separado de la nave Rosetta, con la que lleva viajando diez años por el espacio, pues la misión fue lanzada en 2004.

Durante los minutos previos a la confirmación, se vivió una gran expectación en el salón de actos del Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA (ESAC), de Villanueva de la Cañada (Madrid), abarrotado de periodistas y científicos, que estallaron en aplausos a las 17.02, al mismo tiempo que recibían la señal los investigadores e ingenieros que desde el Centro de Operaciones de Darmstadt (ESOC), en Alemania, controlaban las maniobras.

En el hall de ESAC, las copas y las botellas de cava ya estaban listas para brindar por este hito de la carrera espacial: por primera vez, un objeto creado por el hombre lograba aterrizar en un cometa. En el pasado se han enviado varias misiones robóticas para estudiarlos, pero ninguna se había posado sobre alguno de estos objetos celestes que, según creen los científicos, conservan intacto parte del material a partir del cual se formaron los planetas del Sistema Solar, hace unos 4.500 millones de años.

67/Churyumov-Gerasimenko (que empieza a ser conocido popularmente como Chury) fue bautizado con ese nombre en honor a los astrónomos ucranianos que lo descubrieron en 1969, el mismo año en que el hombre pisó la Luna por primera vez. Aunque Rosetta es una misión de exploración robótica, algunos científicos comparan su trascendencia con la del Apolo 11, tanto por los retos tecnológicos que plantea el aterrizaje en una roca helada tan inestable como un cometa, como por los datos científicos que puede proporcionar.

domingo, 9 de noviembre de 2014

25º aniversario de la caida de un muro... el de Berlín.

MuroEse Muro, físico y psicológico, dividió durante décadas no solo una ciudad, sino un país y un mundo, en dos bloques aparentemente irreconciliables. Al este, el comunista, tutelado por la poderosa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Al oeste, el democrático, comandado por los no menos poderosos Estados Unidos de América (EEUU).

Entre ambos bandos, una rivalidad feroz, que les llevó a extender sus áreas de influencia a sus países aliados: la OTAN al oeste, el Pacto de Varsovia al este. La competencia se desarrolló hasta el paroxismo: la carrera armamentística, la carrera nuclear, la carrera espacial. Si no hubo otra guerra desastrosa y mundial, faltó poco. Casi todos la llamaron Guerra Fría; otros, Paz Caliente.

La apertura del Muro de Berlín puso fin a ese orden mundial bipolar, para dar paso a un periodo marcado por la hegemonía de los EEUU. El 9 de noviembre moría, a los 28 años de edad -construido en 1961- un muro que recibió diversos nombres: el Muro de Protección Antifascista, en el este, el Muro de la Vergüenza, en Occidente (todo según el color del cristal con que se mira), la Cortina de Hierro, en América del Sur, el Telón de Acero.

La caída del Muro no fue producto de la casualidad. El 18 de octubre de ese mismo año acababa de dimitir Erich Honecker, presidente del Consejo de Estado de la República Democrática Alemana (RDA) desde 1976. Este era contrario a las reformas aperturistas impulsadas desde Moscú por el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), Mijaíl Gorbachov.

A Honecker le sustituyó Egon Krenz, su compañero del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED), pero mucho más afín a la nueva línea impuesta por Gorbachov desde su llegada al poder en 1985. Esta línea se puede resumir en dos palabras rusas: perestroika (reestructuración) y glásnost (liberalización, apertura, transparencia).

sábado, 1 de noviembre de 2014

(Trailer) El hobbit. La batalla de los cinco ejercitos.

El Hobbit - La batalla de los cinco ejercitosDe la mano del oscarizado director Peter Jackson llega El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, la tercera entrega de la trilogía basada en la novela de imperecedera popularidad El Hobbit, de J.R.R. Tolkien. El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos supone el épico final de las aventuras de Bilbo Bolsón, Thorin Escudo de Roble y la Compañía de los Enanos. Cuando reclamaron su patria al dragón Smaug, la Compañía desató sin querer una fuerza malvada en el mundo. Furioso, Smaug descarga llamaradas de ira sobre los habitantes indefensos de Ciudad del Lago. Thorin, consumido por la obsesión de reclamar su tesoro, sacrifica la amistad y el honor para conseguirlo mientras los frenéticos intentos de Bilbo por hacerle entrar en razón llevan al Hobbit a tomar una decisión arriesgada y peligrosa; pero las amenazas que les esperan son aún mayores. Sauron, el mayor adversario de todos, ha enviado legiones de orcos a un ataque furtivo en la Montaña Solitaria sin que nadie se entere, salvo el mago Gandalf. A medida que el mal se cierne sobre su creciente conflicto, las razas de los Enanos, los Elfos y los Hombres tienen que decidir si aúnan sus fuerzas o se abandonan a la destrucción. De repente, Bilbo tiene que luchar por su vida y la de sus amigos en la épica Batalla de los cinco ejércitos, mientras el futuro de la Tierra Media pende de un hilo.

Se estrena el 17 de diciembre del 2014.

La pareja liberal, del exclusivismo al liberalismo.

Originalmente, la pareja liberal es una pareja normal que, un día, decidió cambiar su sexualidad más allá de los límites de la conformidad. A los amantes del mundo liberal, les encantan la diversidad, ya sea durante los juegos traviesos, discusiones eróticas o fines de semana libertinas… La sexualidad de la pareja se metamorfosea y cambia de rumbo, esta vez hacia lo colectivo, pero no tiene que dejar de estar enmarcada y bien encauzada.
El swinging (o intercambio) se define como la relación temporal entre dos parejas. La mujer tiene relaciones sexuales con un hombre que no es su marido y el hombre tiene relaciones sexuales con la compañera de otro. Todo esto aprobado y consensuado por los dos miembros de la pareja y firmado a cuatro manos donde la ética, el respeto y la higiene son tan importantes como el placer sexual. Aún así, el swinging no se limita sólo al intercambio entre parejas, sino a un estilo de vida donde hay tantas variantes como parejas y donde los hombres y las mujeres sin pareja tienen también su espacio.
Pareja-liberalPero, limitándonos a la pareja liberal, podemos decir que esta está impulsada por un profundo deseo de buscar a la “pareja afín” y que está encaminada a comunicar su apetencia sexual hacia fuera, hacia otra pareja.
Ante todo un deseo compartido
El deseo de compartir viene de la curiosidad de explorar una nueva forma de compartir la diversión. La pareja individual, que ya se ha proyectado en su propia sexualidad íntima, decide innovar dando libre curso a sus fantasías. Encontrar a la pareja afín no es tarea fácil pero sí una acción necesaria si se quiere estrenar a nuevas sensaciones dentro del mundo liberal.
La atracción física no es el único criterio para elegir a una pareja afín. Sondear personalidades, motivaciones y estilo de vida forman parte del juego y de la seducción en el mundo liberal.
Compartir momentos de encuentro “tradicionales” entre parejas fomenta la confianza y nos permiten dejarse ir. Tomar una copa, improvisar una cena, asistir a fiestas… cualquier oportunidad es buena para encontrar a la pareja afín.
Es el encuentro de cuatro deseos que facilita un intercambio satisfactorio entre dos parejas y, a esto, le podemos sumar una conciencia tranquila alimentada por el consenso y la aprobación. Cero engaño o cero mentira: todo tiene que estar al descubierto para que reine la transparencia. A pesar de esto, los celos pueden surgir debido a gestos ambiguos, expresiones faciales, situaciones anodinas o ambiguas (sonrisas, exceso de confianza, fusión amistosa, caricias, …), pero siempre hay que informar y hablar con su pareja para tranquilizarse y poder dominar estos celos para que sean un aliado al morbo en vez de provocar conflictos.
Sin embargo, hay que tener cuidado! El intercambio no está exento de peligro para la salud emocional y física de la pareja. Una pareja frágil se verá aún más debilitada si experimenta al azar varias soluciones libertinas, incluido el intercambio. No es ciertamente un recurso de última hora que sirva para salvar a la pareja. Muchas parejas pues necesitan de una consumada salud emocional. Además, no hay que obviar de tener una higiene física irreprochable (pruebas de ETS/ITS regulares, consultas médicas a la menor alarma, uso correcto de preservativos…).
Una filosofía, una forma de vida
Cada vez más, la pareja liberal frecuenta clubs de intercambio, redes sociales o webs de contactos para citas en un entorno más privado o más íntimo.
Antes de lanzarse al mundo del intercambio, muchos juegan el juego de la espera y de la observación con el fin de tranquilizarse. Esta fase es muchas veces necesaria para dar tiempo a la pareja de familiarizarse y elaborar las bases del consentimiento libre y consensuado y, así, fomentar el deseo compartido. No se trata de obligarse o de forzar al otro.
Aprenda a conservar la pareja
El intercambio implica una sexualidad abierta y en grupo. Si se da más importancia a la exclusividad de la intimidad, el intercambio no es el camino a seguir. Además, una regla de oro es siempre respetar el (no) deseo del otro miembro de la pareja. Una norma que no se puede en ningún caso transgredir!
La fantasía de hacer florecer la sexualidad fuera del lecho conyugal puede excitar la imaginación y los sentidos. Pero no hay que perder de vista que siempre hay que fomentar la complicidad tanto con su pareja como con el grupo de juego. La competencia entre los miembros puede dinamitar la armonía de la pareja. En este caso siempre hay que hablar de los problemas y confiar en el otro. La pareja no tiene que dejar nunca de razonar en equipo.
El intercambio de pareja también tiene sus “dolores de cabeza”: herir el orgullo, sacudir el ego, una sospecha obsesiva, celos que se vuelven enfermizos… En todo momento, habrá que saber gestionar todos estos problemas y malentendidos que acompañan a la pareja liberal y, finalmente, decidir si el intercambio es o no la elección correcta. No hay que perder de vista que en la pareja la parte individual e íntima es tan importante como la parte liberal y libertina.
Existen muchas variantes dentro del mundo liberal como el Mélangisme (intercambio que excluye cualquier penetración y que fomenta el “toqueteo”), Candaulismo (un hombre a quien le gusta ver a su pareja tomar placer con otro u otros hombres), Voyeurismo (el mirar se vuelve excitante), Exhibicionismo (el mostrase estimula la excitación), Fetichismo (el objeto se vuelve parte importante de la sexualidad), Triolismo (Trío o “ménage a trois”: dos hombres con una mujer o dos mujeres con un hombre), Sexo en grupo (intercambio orgiástico), Gangbang (una mujer para muchos hombres), BDSM (Bondage – Disciplina y Dominación – Sumisión y Sadismo – Masoquismo o Sadomasoquismo), etc.
Pero, es simplemente una cuestión de probar y tomar la decisión sobre la variante que más se adapte a las fantasías erótico-sexuales de cada uno.

Noche de animas... no de Halloween.



En mi casa nunca se celebró esta noche con historias de miedo y calabazas o melones decorados con velas. No somos muy devotos que digamos, aunque como el resto de familias, tratar ciertos temas nos causa respeto, supongo que por la incertidumbre que genera todabia hoy en día su existencia o no, aunque mucha culpa de ello la tiene el cine. Aunque ya os hable de los origenes de la fiesta de Halloween queria recordaros que esta fiesta no la inventaron los americanos, si no los celtas... ¡que bueno es ser importante y con dinero! hasta puedes reescribir la historia.

Por cierto, Halloween viene de All Hallow’s Even (víspera del día de los santos)… y eso es la noche del 1 de noviembre, no el 31 de octubre.

¿Qué es la noche de ánimas?
Es la víspera de la noche de difuntos, la noche del 1 al 2 de noviembre. La fecha mágica en la que los católicos recuerdan a sus muertos, les ayudan a salir del purgatorio y a alcanzar la luz eterna.

¿Qué son las almas en pena?
No todas las almas alcanzan el descanso tras la muerte, pues hay algunas que están condenadas a vagar por la tierra durante largo tiempo, a veces durante toda la eternidad. 10
Para que un alma goce del descanso eterno es necesario que sea enterrada apropiadamente en un terreno consagrado para ello (cementerio). De lo contrario, el alma corre sin descanso por el mundo de los vivos, buscando a alguien que le de una oportuna sepultura.
Se cuenta en Ribesella el caso de un monje que fue enterrado en un cruce de caminos, lejos del campo santo, cuya sepultura aparecía revuelta todas las mañanas. Los monjes de su monasterio se dieron cuenta de su error, comenzaron a desenterrarlo y en ese momento se les apareció el viejo monje, que les dijo “enterradme en sagrado que estoy en el cielo”: Y así hicieron.
Muchas veces, el difunto ha cometido grandes pecados, y está obligado a redimirlos, bien en el Purgatorio, bien formando parte del séquito de la Santa Compaña o bien realizando trabajos para los vivos.